Receta de Salsa verde. Para tacos y mucho más

  • on octubre 7, 2020

Esta sencilla receta de salsa verde se convertirá en un básico de tu cocina mexicana. Sólo necesitas tomatillos, cebolla, ajo y chiles serranos para obtener un extra de sabor increíble para tus tacos y platillos.

La salsa verde es un clásico en México. Hay numerosas versiones de esta rica combinación de ingredientes: Con o sin cilantro. Con o sin pimienta. Sazonada al fuego o cruda. En la trituradora o en el molcajete. Hay variaciones en las cantidades, en los tipos de chile… Esta salsa es un mundo, pero hay algo sobre lo que no existe duda: una buena salsa casera siempre será mejor que cualquiera que venga enlatada. Así que toma nota y aprende a hacer una salsa verde digna de taquería.

¿Cómo hacer salsa verde?

Para hacer una rica salsa verde sólo necesitas tomatillos, cebolla, ajo, chiles de tu preferencia y sal. Eso sería lo básico, pero vamos a los detalles. ¿Cuántos chiles, cuánto ajo…? Aquí te vamos a dar una receta estándar, con ese sabor que te recordará al de una auténtica taquería mexicana. Pero dependerá de tu gusto personal y del platillo para el que vayas a utilizarla. Recuerda que las cantidades que te daremos sirven para dos personas.

Para empezar, calienta una plancha o comal. A fuego fuerte, tatema los siguientes ingredientes: nueve tomatillos verdes, tres dientes de ajo, un cuarto de cebolla blanca y cuatro chiles serranos. Este paso también podría realizarse en una estufa o directamente al fuego, en una parrilla. Hay que tratar de que nuestra verdura adquiera un color dorado por casi todas sus caras, pero vigilando especialmente que ni los chiles ni los tomatillos no se quemen, pues amargarían en la salsa.

Chile serrano desvenado para salsa verde
Desvenando un chile serrano

En función del grado de picante que nos guste, podemos añadir o restar chiles, así como utilizar diferentes variedades. Además, la opción que te recomendamos para obtener un intenso sabor a chile sin disparar el picante de tu salsa es la de desvenar tus chiles.

Tritura toda la verdura tatemada junto a media cucharadita de sal. ¡Y salsa lista! Si utilizas una batidora, te recomendamos no dejar la salsa demasiado fina. Normalmente resulta más agradable una textura más rústica para esta salsa, similar a la que se lograría pasando nuestros ingredientes por un molcajete. Pero la textura también es cuestión de gustos…

Posibles variantes

Siguiendo los pasos anteriores, tienes garantizado un magnífico punto de partida para tu salsa verde mexicana. Pero, ¿cómo podemos mejorarla?

Ingredientes opcionales

  • Cilantro: Añadirle cilantro es prácticamente un acierto seguro. Puedes hacerlo en el momento de triturar tu salsa o picarlo a cuchillo y añadirlo después. En ningún caso te equivocarás. Esta hierba le aporta aún más frescura y sabor a la salsa verde y, para muchos, ni siquiera podría considerarse opcional.
  • Pimienta: La pimienta molida da otro plus de sabor a la salsa verde. Agregar un poco de pimienta a la trituradora hará que la salsa gane carácter y se haga más protagonista en los platos. Esto puede ser buena opción para platillos con carnes rojas.
  • Limón (lima): El limón da un punto ácido muy interesante a la salsa verde. Combina de maravilla con los demás ingredientes. Especialmente si la salsa acompaña a un plato con mucha grasa, el limón se hace casi imprescindible.
  • Aguacate: Triturar medio aguacate junto a tu verdura le aportará cremosidad a la salsa. En este caso, sí merecería la pena triturar hasta lograr una textura fina, pero cremosa gracias al aguacate.
  • Aceite: Agregar una pequeña cantidad de aceite a la hora de triturar hará que la emulsión espese la salsa. Quedará, sin embargo, más pesada y con un sabor más uniforme. El aceite logrará que la salsa se conserve mejor en la nevera.
  • Vinagre: Un vinagre blanco puede servir como contrapunto ácido para tu salsa. Sería una alternativa al limón.
  • Agua: Ayuda a licuar la salsa, sobre todo si no es suficiente con el líquido de nuestros tomatillos para lograr la textura deseada.

Lógicamente, no todos estos ingredientes vamos a ponerlos juntos ni siempre, pero vendrá bien conocerlos para adaptar nuestra salsa a la receta de cada día.

Distintas elaboraciones

Para triturar la salsa
  • En molcajete: Los ingredientes se muelen al estilo tradicional, en un recipiente de lava volcánica. La salsa queda con una textura martajada, más rústica. La versión europea de esta forma de elaboración se lograría utilizando un mortero.
  • En trituradora: Los ingredientes se echan a un vaso batidor y se trituran hasta que la salsa con la textura deseada.
Ingredientes de la salsa verde en la trituradora
Los ingredientes, tatemados y listos para triturar
Para finalizar la salsa
  • La salsa cruda: Los ingredientes se tateman o se cuecen, pero sin llegar a cocinarse por dentro. Entonces se trituran y queda la salsa lista para servir.
  • La salsa sazonada al fuego: Después de triturar nuestra salsa, la volvemos a llevar a una sartén para terminar de condimentarla o, directamente, para rematar el platillo que estemos elaborando, como unas enchiladas o unos chilaquiles con salsa verde. En estos casos, puede convenir agregar algo de agua a la salsa, para que la salsa la evapore el exceso de humedad y adquiera su textura definitiva al fuego. En la sartén, se suele añadir algo de aceite cuando vamos a sazonar nuestra salsa por separado.

¿Qué hacer con salsa verde?

La salsa verde es una de las preparaciones más versátiles de la comida mexicana. Pueden acompañar con éxito tanto un platillo de carne como unos tacos de pescado. Incluso, por sí sola, es una gran opción para mojar tus totopos y botanear (picar algo) antes de que llegue el plato principal.

A continuación, te damos algunas ideas para utilizar tu salsa verde:

salsa verde carnitas salsa verde
Tacos de carnitas con salsa verde
  • Tacos de carnitas: La salsa verde es un colofón de lujo para estos tacos de carnitas. En esta ocasión, seremos generosos con el limón (aproximadamente el zumo de medio limón por cada dos personas).
  • Otros tacos: Esta lista irá creciendo a medida que dispongamos en el blog de más recetas con las que usar tu salsa verde para tacos. Pero, como puedes imaginar, la salsa verde realzará el sabor de casi cualquier taco, ya sea de carne o de pescado.
  • Enchiladas verdes: La salsa verde adquiere un protagonismo brutal en este plato. Elaborarlo con una buena salsa supone más de la mitad del éxito de toda la preparación. Te recomendamos diluirla un poco en agua antes de bañar tus enchiladas.
  • Chilaquiles verdes o divorciados: Como su propio nombre indican, los chilaquiles verdes están elaborados usando salsa del mismo color. Los divorciados, en cambio, utilizan salsa verde para la mitad de los totopos y roja para la otra mitad de los totopos.
  • Dipeo: Una salsa para mojar tus totopos o tus quesadillas. Quizá lo más simple, pero no por ello menos apetecible. Una salsa que siempre querrás tener al alcance de tu mano.
Ingredientes de la salsa verde en la trituradora

Salsa verde

La salsa verde es un básico de la cocina mexicana. Una elaboración que debes conocer para rematar un sinfín de platillos de la forma más auténtica. Sigue los pasos de esta receta para descubrir esta receta y anímate a probar las variantes que te proponemos en el artículo.
Tiempo total 20 min
Plato Salsa
Cocina Mexicana
Raciones 2 personas
Calorías 25 kcal

Equipment

  • Plancha, comal o parrilla
  • Trituradora o molcajete

Ingredientes
  

  • 9 tomatillos verdes
  • 4 chiles serranos opcional otras variedades
  • ¼ de cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • ½ limón

Elaboración paso a paso
 

  • Pela los ajos y la cebolla. Corta un cuarto de cebolla en dos mitades. Lava los chiles y tomatillos.
  • Tatema los tomatillos, la cebolla, los ajos y los chiles seranos a fuego fuerte hasta que queden dorados por fuera, incluso con partes negras. Pero pon especial atención en evitar que se quemen más de la cuenta los chiles o los tomatillos.
  • Desvena tus chiles si quieres la salsa menos picosa. Ábrelos y retira sus semillas y las partes más blanquecinas del interior.
  • En el vaso batidor (o en el molcajete), agrega la sal y el zumo del limón junto a la verdura. Consulta el artículo completo para descubrir otros posibles ingredientes.
  • Tritúralo todo hasta que logres la textura y consistencia deseadas. Puedes ayudarte de agua si quieres la salsa más líquida.

Video

Cómo hacer SALSA VERDE | Receta
Keyword Salsa, Salsa verde

Ver la receta de salsa verde en Youtube.

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Básicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración de la receta




Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad